Anticonceptivos de tercera generación, desogestrel: Public Citizen solicita su prohibición

27 08 2010

Public Citizen, un grupo de defensa del consumidor sin fines de lucro de EE.UU., ha solicitado a la FDA que prohíba los anticonceptivos (ACO) de tercera generación que contengan desogestrel debido a que duplican el riesgo de trombosis venosa [1].

“El uso de ACO de tercera generación no sólo conlleva un riesgo mayor de trombosis venosa, sino que duplica tal riesgo, y además no son mejores que otras píldoras en la prevención del embarazo”, aseguró en una declaración preparada el Dr. Sidney Wolfe, director del Grupo de investigación para la salud de Public Citizen [2].

“Y lo que es peor, la FDA sabe desde 1995 que estos anticonceptivos orales son más peligrosos, pero aún así ha permitido que sigan en el mercado durante 12 años”, apuntó Wolfe [3].

De hecho, las etiquetas de ACO de tercera generación contienen una advertencia sobre un riesgo mayor de trombosis venosa.

Los ACO de tercera generación fueron desarrollados en la década de los 80s en un intento por crear un anticonceptivo oral que causara menos efectos secundarios que las versiones anteriores. En diciembre de 1995, tres estudios independientes concluyeron que las píldoras de tercera generación tenían casi el doble de probabilidades que las versiones de segunda generación de causar coágulos. Desde entonces, más estudios han confirmado ese hallazgo, afirmó Public Citizen [2].

Según la información de los ensayos clínicos hay 30 casos de coágulos por cada 100.000 usuarias de anticonceptivos orales de tercera generación por año, comparado con 15 casos por cada 100.000 usuarias de anticonceptivos de segunda generación; y no hay evidencia de que los ACO de tercera generación sean clínicamente más efectivos que los de segunda generación [1].

En lugar de desogestrel, los ACO de segunda generación contienen norgestrel, levonorgestrel o noretisterona, explicó Public Citizen [2].

“La FDA debe garantizar el bienestar y la seguridad de las mujeres en EE.UU. y prohibir los anticonceptivos orales de tercera generación que contengan desogestrel”, enunciaba la petición de Public Citizen. “Las mujeres deberían discutir con sus médicos métodos anticonceptivos alternativos, como los anticonceptivos orales de segunda generación, y cómo cambiar de manera segura de un método anticonceptivo a otro”.

Susan Cruzan, vocera de la FDA, declaró que la agencia “revisará cuidadosamente esta petición” [2,3].

Además de la petición, Public Citizen ha iniciado una campaña en internet que incluye un video en YouTube, para sensibilizar al público sobre la seguridad de las píldoras anticonceptivas [2].

Los anticonceptivos orales de tercera generación que contienen desogestrel son:
– Desogestrel and Ethinyl Estradiol (Duramed/Barr and Watson Pharmaceuticals)
– Desogen (Organon)
– Mircette (Duramed/Barr)
– Velivet (Duramed)
– Apri-28 (Duramed/Barr)
– Kariva (Duramed/Barr)
– Ortho-Cept (Ortho-McNeil)
– Reclipsen (Watson)
– Cyclessa (Organon)

Según los datos del IMS, se estima que en EE.UU. en el último año (entre noviembre del 2005 y noviembre del 2006) se han hecho más de 7,5 millones de prescripciones de anticonceptivos orales. Retirando los anticonceptivos orales de tercera generación, se podría evitar que cientos de mujeres jóvenes desarrollasen trombosis venosa y discapacidad, e incluso la muerte de algunas mujeres [1].

Nota de los editores: El informe completo con la solicitud de retiro, “Public Citizen. Petition to the FDA to Ban Third Generation Oral Contraceptives Containing Desogestrel due to Increased Risk of Venous Thrombosis (HRG Publication #1799) February 6, 2007”, está disponible en: www.citizen.org/publications/release.cfm?ID=7503

Referencias:
1. Public Citizen, Petitions FDA to Ban Third-Generation Birth Control Pills. Oral Contraceptives Containing Desogestrel Have Increased Risk of Blood Clots. Feb 6, 2007.
2. Preidt R, Someten petición para prohibir anticonceptivos que pueden causar coágulos, HispaniCare, 6 de febrero 2007.
3. Heavey S, Algunos anticonceptivos nuevos deben prohibirse, Reuters, 6 de febrero de 2007.


Acciones

Information

2 responses

1 09 2010
Jonathan Monterrosa

Me parece que es muy importante que las usuarias de anticonceptivos orales se informen bastante acerca de los riesgos que corren al utilizar estos medicamentos. Tomando en cuenta que muchas mujeres en la actualidad, posponen sus embarazos utilizando anticonceptivos orales, las entidades reguladoras de fármacos deberían hacer hincapié en monitorear de una forma conciente cuales son los efectos adversos que éstos causan y de ser necesario retirar estos farmacos del mercado para proteger a las consumidoras

2 09 2010
Edna Vallejos

En el medio muchas mujeres responden al uso de anticonceptivos orales como una forma fàcil y moderna de el control natal y planificaciòn, esto se debe a que cierto porcentaje de mujeres no es que no ya no sepan tanto sobre los efectos adversos sino mas bien no creen caer en ese bajo porcentaje, los medicos confian en los buenos efectos de los anticonceptivos orales. Es importante hacer un estudio profundo sobre cada paciente y no recetar anticonceptivos orales como medicamentos de venta libre, como bien lo decian anteriormente es importante que el marketing farmaceutico este regulado estrictamente ya que sino este puede causar varias confusiones y desenvolver varios problemas en la salud de la comunidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: